7 pasos para llevar una dieta mental sana.

BRAINGOOD

 

— Mens Sana in Corpore Sano —

 

Todos sabemos que para llevar una vida sana es importante comer bien, hacer ejercicio, descansar un mínimo de horas al día, evitar los malos hábitos y el sedentarismo y un largo etcétera que nos ayuda a prevenir enfermedades y a tener mejor calidad de vida. La prevención funciona y existen un sinfín de blogs, webs, revistas y profesionales del sector que nos ayudan con pautas a seguir, dietas equilibradas y planes de deporte.

 

Sin embargo, ¿cómo podemos mantener una mente sana, libre de estrés, agobio y ansiedad?, ¿qué hay que hacer para que nuestro cerebro se mantenga joven y en forma?

 

Desde el Neuroleadership Institute www.neuroleadership.com, el doctor Dan Siegel y David Rock nos proponen un Healthy Mind Platter. Un plan equivalente a la pirámide alimentaria que todos conocemos, con 7 hábitos mentales que son saludables para nuestra mente y nos ayudan a mantenerla sana. Incorporándolos en nuestra rutina, ayudamos a nuestro cerebro a coordinar y equilibrar procesos que fortalecen sus conexiones internas y externas y le damos varias oportunidades para que se desarrolle de distintas maneras previniendo posibles daños.

 

Aunque no existe una receta perfecta para tener una dieta mental sana, sí que es interesante darse cuenta de qué ingredientes necesita nuestro cerebro para estar equilibrado y luego intentar alimentarlo con cada uno de ellos en la medida de lo posible. Éstas son las 7 actividades que nos sugieren y algunos ejemplos:

HEALTHY MIND

1. Focus Time o tiempo de enfoque. Se trata del tiempo que pasamos concentrados en tipos de tareas enfocadas a resultados. Aceptando retos que crean conexiones profundas en el cerebro.
• Éste es fácil, ya que es en el que estamos cuando estamos en el trabajo, o desarrollando algún proyecto/idea.

 

2. Play Time o tiempo de juego. Ocurre cuando nos permitimos ser creativos y espontáneos y disfrutamos de nuevas experiencias, lo que crea nuevas conexiones en el cerebro.
• Viajar, empezar un hobby nuevo, coger una ruta distinta para ir al trabajo, cualquier cosa que salga de la rutina.

 

3. Connecting Time o Tiempo de conexión. Es el tiempo que pasamos conectando con otra gente, idealmente en persona, o nos damos espacio para apreciar nuestra conexión con el entorno y la naturaleza, lo que activa el circuito relacional de nuestro cerebro.
• Pasar tiempo con nuestros seres queridos, amigos y familiares. Ir a la montaña, a la playa o hacer cualquier actividad al aire libre.

 

4. Physical Time o Tiempo físico. Cuando movemos nuestro cuerpo, de manera aeróbica y fortalecemos el cerebro de distintas maneras.
• Hacer deporte o ejercicio físico de cualquier tipo. Encuentra el que te vaya mejor a ti.

 

BRAIN

 

5. Time In o Tiempo hacia dentro. Se trata del tiempo que pasamos reflexionando de manera interna, centrándonos en las sensaciones, imágenes, sentimientos y pensamientos. Esta actividad ayuda al cerebro a integrar mejor lo que procesa.
• Meditar, reflexionar, dar un paseo y estar con nosotros mismos, cualquier actividad que fomente la introspección.

 

6. Down Time, o Tiempo bajo. Es el tiempo en el que no estamos centrados, no tenemos ningún objetivo específico y dejamos que nuestra mente deambule o se relaje, lo que ayuda al cerebro a recargarse.
• Es el típico momento en el que no prestamos atención a lo que hacemos. Lavarse los dientes, ducharse, cocinar, etc.

 

7. Sleep Time o tiempo de sueño. Cuando damos al cerebro el descanso que necesita para consolidar los aprendizajes y recuperarse de las experiencias vividas durante el día.
• Este queda claro, verdad? J Dormir, echarse una siesta, etc.

 

Una buena manera de saber cuán sanos estamos siendo, es hacer un mapa de nuestro día siguiendo las actividades del Healthy Mind Platter y ver qué porcentaje dedicamos a cada área. Igual nos ayuda a ver qué áreas estamos priorizando y cuáles descuidando y podemos dar con un buen plan de acción para cambiar hábitos e ir incorporando actividades que son necesarias para nuestra salud y que, sin embargo, igual no creíamos importantes. Si a alguien le hablabas de salir a correr hace 20 años te hubiera tomado por loco! Sin embargo, ¿alguien duda hoy en día de los beneficios del deporte?

 

Tomemos consciencia y responsabilidad de nuestra salud mental y cuidémonos igual que lo hacemos en otros aspectos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.